Mi menstruación, mi aliada

Si bien es cierto que son las mujeres quienes menstrúan, también es cierto que todas y todos podemos ayudar a las niñas a vivir su menstruación: 

  • Mejor informadas y acompañadas. 
  • Como signo de vitalidad y salud, y ya no como problema, enfermedad, sufrimiento, causa de debilidad o inferioridad. 
  • Con confianza y orgullo, y ya no con miedo o vergüenza. 
  • Como un cambio biológico, y no como señal de actividad sexual y procreación.
  • Como aliada, y no con indiferencia o como opresora y enemiga. 

¿Nos acompañás? 

Descargar

Ir al contenido